amor, hogar, humor, ocio, Sin categoría

LA INFORMATICA

Hoy me he comprado un ordenador. El que tenía me decía que estaba lleno de virus así que hice lo más inteligente.  Me lo llevé al patio de atrás y le disparé con la escopeta.  Luego quemé los restos.  Todo ello usando mascarilla claro…

No se si ha quedado patente ya el absoluto desconcierto y rechazo que me produce todo lo que tenga que ver con la informática. Pues por lo visto a mis amigos y conocidos no tanto.

“-al final me he operado la vista.

-claro. ¿harto de llevar gafas no?

-no,  harto de que me llaméis cada vez que se os rompe el ordenador, cabrones”

Así es,  por lo visto si tienes gafas tienes todas las papeletas de ser informático. Quizás el día que fui a regularme la vista se les olvidó entregarme el diploma. Este es un tópico tan extendido como errado. Nos encantan los tópicos que, como éste, no pueden estar más equivocados, tópicos que se basan en lo que creemos saber tan solo por el exterior, como el de que sólo porque una tía este buena todo el mundo se la quiere fo… Bueno… como el de que cuando una persona logra convertirse en policía nacional al ponerse el uniforme se convierte en un chul…  QUE NO SOY INFORMATICO HOSTIA.

Y es que yo el pc sólo se apagarlo y encenderlo.  Es más, si en vez de un teclado normal viniera uno con las tres teclas esenciales yo estaría más que satisfecho (DESCARGAS, FACEBOOK,  PORNO)

Y ojo con las descargas de sitios como Softonic. Los programas de esa página son como los gitanos, nunca vienen solos. Que te descargas el Winrar y de repente tienes 18 iconos sospechosos en el escritorio.

Lo peor es cuando te viene alguien que te gusta para que le mires el ordenador.  Tú no puedes resistirte a fardar  y así  ganarte un par de puntos con esa amiga que dice que tu eres su mejor amigo porque eres sensible,  comprensivo, etc. cuando tú en realidad sólo estas esperando tu turno para tirártela declararle tu amor.

Así que aquí estas, frente a una serie de botones que te miran de manera entre indiferente y desafiante como si pretendieran dejar claro que no sirves para esto y que tú, amigo mío, tienes más miedo que ellos. Al contrario, se muestran impasibles. La expresión de tu cara sufre una serie de cambios a medida que pasa es tiempo.  La primera es de miedo,  la segunda es de una fingida comprensión al recordar que alguna vez has visto una configuración  parecida en alguna parte,  qué coño… ¡si tú tienes uno parecido en tu casa! La tercera cara es de decepción. Esos botones no te son tan familiares como creías.  Al final te rindes,  marcas el teléfono de tu amiga y dices “Laura, ábreme que estoy aquí abajo y no recuerdo el piso ni la letra”

Ahora si que estás frente al reto

Después de una breve charla con tu amiga en la que te explica que le salió una pantalla azul con letras blancas y que “de ahí no sale”,  te sientas delante del equipo como quien se sienta delante de una bomba con un cortauñas.

Has empezado a leer las letras blancas pero has desistido después de la tercera palabra cuyo significado desconoces. Teniendo en cuenta que no has pasado de la primera línea,  juzgas esa decisión como acertada.

Después de tocar cual teclas de piano todas y cada una de las del teclado sin conseguir reacción alguna por parte del tozudo aparato, llegas a la conclusión  de que son requeridas medidas extremas. Retiras la silla y te aventuras bajo el escritorio en dirección a los enchufes esperando una pitada de fuera de juego por parte de tu amiga.

Ella no sólo no emite pega alguna sino que además se arrodilla junto a ti,  más por curiosidad que otra cosa.  Ella confía plenamente en tus conocimientos tecnológicos hasta el punto  que sería perfectamente capaz de presenciar como revientas el monitor  a cabezazos sin pestañear.

La chica espera que tú hagas tu “magia”,  lo cuál te parece una más que aceptable forma de decirlo.  De hecho, has decidido que si esto sale bien probarás suerte con el tema de los panes y los peces.

En vista de que nadie va a parar esta locura,  tragas saliva y buscas entre los cables (todos jodidamente igual de negros,  gruesos y polvorientos)  el que corresponde a la fuente de alimentación  del ordenador. Dedicas una última mirada a tu amiga y dices lo que te dijo a ti el técnico cuando vino a tu casa y ejecutó la misma acción.

“tú esto nunca lo hagas ¿eh? Es peligroso para el ordenador,  se puede joder”

Afortunadamente, a ella parece que le da la misma vergüenza que en su momento te dio a ti preguntar: “¿y entonces por qué lo haces tú?”

Ya está toda la carne en el asador,  no es momento de que te vea dudar. Desenchufas y vuelves a enchufar.

Vuelves a sentarte, aprietas el botón de encendido y esperas.

Pantalla negra

Letras

Más letras

“antes no salían tantas letras”, sentencia tu amiga.

No la miras; no podrías luchar contra esa cara de juzgado de guardia,  y tampoco te interesa que vea los dos bultos redondos que han subido desde tu entrepierna para alojarse a ambos lados de tu nuez.

Más letras

Más letras…

De repente la pantalla de Windows  ¡FUNCIONA!

Nunca te habías alegrado tanto de escuchar el asqueroso y musical clic clon clan clin  de Windows.  De ver como 297 actualizaciones sin sentido claman tu atención desde la barra de tareas. La voz del antivirus Avast que te asalta siempre diciendo “la base de virus ha sido actualizada”  y que antes pensabas seriamente que haría que cualquier día tu corazón  se parase, te parece el sonido más dulce y seductor del mundo de repente. El pc vuelve a funcionar y tú en ese momento te das cuenta de que llevas aguantando el aire que de tus pulmones durante los últimos 3 minutos.

Te levantas triunfal de la silla como si la bomba que ibas a desactivar con el cortauñas estuviera adosada a ésta y acabara de desactivarse. Justo en ese momento tu amiga te hace a un lado de un empujón y empieza a teclear como una loca mientras se deshace en halagos hacia tu persona (sin mirarte a la cara,  eso sí). Tu la miras pensando que acabas de salvarle la vida, y de paso la tuya.

Te sientes como un superheroe que acaba de salvar a unos niños de morir arrollados por un tren.  Y no puedes reprimir la típica frase en plan “ya sabéis niños,  cuidado con las vías”

-ya sabes Laura,  no desenchufes el ordenata si se te cuelga otra vez.

-descuida,  la próxima vez sé a quien llamar…

¡Y TÚ ENCIMA TE VAS CONTENTO! SUBNORMAL, ¿ES QUE NO VES QUE HABLA EN SERIO?

OFF TOPIC

Me permito hacer un pequeño paréntesis en esta nuestra relación  para agradeceros a todos los que leéis mis entradas. Según las estadísticas de la app con la que las subo, ya están registradas más de 350 visitas.  Así que o alguno de vosotros no para de releerlas (cosa que convendría hacerse mirar) o el blog parece ir pasando de mano en mano. 

En cualquier caso comentar que, si bien yo no soy quién  para juzgar la calidad de mi Blog,  si que lo soy para, muy orgullosamente, reconocer los comentarios que me dejáis como oro puro.

Os agradezco profundamente que os toméis vuestro tiempo para leer esta sarta de memeces que se me ocurren así como a la gente que deja esas buenísimas reseñas y aportaciones. Y os invito a, después de miraros cada entrada,  echar un vistazo a los comentarios si los hubiere. Un saludo

                                                Eze

Anuncios
Estándar

One thought on “LA INFORMATICA

  1. Jonay dice:

    Q jodido es esa sensación de pánico cuando el ordenador tarda medio más de q tu siempre has calculado antes de volver a arrancar, y eso q esa vez arranco más rápido jajajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s