estilo de vida, familia, hogar, humor, ocio, psicología, salud, social

EL ABURRIMIENTO director’s cut

image

Cuando era pequeño y me aburría -algo que sucedía bastante a menudo para una persona capaz de mirar un reloj hasta ver cómo se movía la aguja del minutero- acudía a mi padre, y éste por toda respuesta me decía: «una persona inteligente nunca se aburre».

Bien, a día de hoy, unos veinte años después, aún no he conseguido encontrar una forma más elegante de llamarme estúpido. 

Aunque la aparición del aburrimiento no esté datada, lo que no admite discusión es su importancia en los descubrimientos de la humanidad. Los griegos y romanos, por ejemplo, a los que se atribuye prácticamente todo lo inventado. Claro que antes que ellos estaban los fenicios y sumerios. Pero, ¿qué ha inventado esa gente? la escritura cuneiforme, bah…

Detengamonos un momento a pensar en por qué los primeros superaron a los segundos en cuanto a descubrimientos e invenciones. Muy fácil: los sumerios y fenicios no tenían esclavos.

Los romanos y griegos inventaron la política, el derecho, el Age Of Empires… Esas ideas no nacen trabajando. Eran gente ociosa, gente que no tenía nada mejor que hacer que imaginar y en definitiva, gente que se aburría como una mona.

Inciso: vaya por delante que no pretendo faltar al respeto cuestionando el sentido y cohesión de las frases hechas que nutren y enriquecen nuestro léxico, pero ya que estamos: ¿Alguien ha visto alguna vez a un mono aburrido? ¿Cómo puede aburrirse una especie que es capaz de masturbarse?

¡MAS-TUR-BAR-SE!

Recapacitemos, por el amor de Dios.

Ahora es el momento estelar en que tu cuñado, doctor en todología por la Universidad de su Cara Bonita, sentencia: «Los seres humanos, también pueden masturbarse y aún así se aburren»

A ver cuñao, no he terminado, bájate de la mesa y déjame matizar: los monos son capaces de masturbarse… en público.

Si nosotros pudiésemos emular esa costumbre, los teléfonos solo servirían para llamar y nadie conoceria el nombre de Steve Jobs. 

Posiblemente las esperas en la parada del bus no se harían tan largas.

«Este va muy lleno, me espero al siguiente. Este huele raro, me espero al siguiente. Este…»

Lamentablemente los protocolos de educación, moralidad e higiene actuales nos impiden taxativamente masturbarnos en la parada del bus, por lo que tenemos que echar manos de otros pasatiempos antes de llegar a casa y poder hacerlo.

Y es entonces, cuando hemos de buscar otra cosa que hacer,  cuando comienzan las maldades. Ser malo contra el aburrimiento es tan clásico que es casi un cliché. Sin ser demasiado díscolos, sanas acciones como llamar, insultar y colgar, escupir desde una ventana sin asomarse o descolgar el telefonillo y eructar a las personas que pasean por la calle son una de tantas estratagemas para alejar el hastío.

Tan antiguo como el propio aburrimiento es su lucha contra él.  No se sabe cuándo fue el primer momento en el que un hominido se aburrió. Pero queda patente que se aburrían, no hay más que ver las paredes de sus cuevas.

Con mayor o menor éxito, lalucha contra el aburrimiento es posiblemente las más antigua de la humanidad, y es que es muy fácil caer en las garras de este estado. Veamos unos pocos ejemplos en donde cualquiera puede caer en la monotonía y que atestiguan que nadie está exento de ella.

En casa: «Llevo quince minutos viendo a una mosca frotarse las patas. Es increíble con qué tonterías se entretienen las moscas.»

En el banco: el otro día, en una Caja de Canarias, estuve tanto tiempo esperando a que saliera mi número en la pantalla que cuando me atendieron ya era un Bankia.

En el transporte público: Cuando subo a un bus de distancia larga siempre juego a imaginarme los roles de la gente si fueramos los supervivientes de algo, como en la serie Perdidos, pero sin que en el guión hayan trabajado 300 guionistas distintos, cada uno con una idea distinta he incoherente, y luego se lo hubieran pasado al chico de los cafés para que lo revisase.

En clase: viajes a la papelera para afilar lápices que ya están más que afilados, «tengo que ir al servicio» cada veinte minutos, bostezar tantas veces que te acaba sabiendo la boca a cera, etc…

En la playa:

image

En el trabajo:
«—¿Qué tal hoy en el trabajo?
—mira la batería del Iphone: 87% no te digo más…
—cariño, te están explotando»

De compras:
«—… siiiii cielo, me encanta ir de compras contigo, siiiii voy a por una talla más, nooo no te miento, esa falda no te hace gorda…  Oye, ¿tú crees que ese perchero aguantará mi peso y el de una soga?

En el médico: los egipcios inventaron la medicina. Y un médico muy bueno dijo «¿Y qué tal si les hacemos esperar?» y así nació la Seguridad Social.

Así pues, no caigamos nunca en la vanidad de pensar que somos demasiado inteligentes para aburrirnos. Pues nadie está exento de aburrirse. Y ello me alegra, teniendo en cuenta su inestimable aporte a la existencia de obras de arte como este Blog, donde en próximas entradas os hablaré de la humildad.

@cansinoroyal

Anuncio publicitario
Estándar
economia, estilo de vida, humor, ocio, psicología, Trabajo

COMPAÑEROS II (el bestiario continúa)

image

Esta entrada está dedicada a esas madres que tiene 8 hijos y luego se escandalizan si ven un pene en la tele.

(primera entrada sobre COMPAÑEROS, leela pulsando AQUI)

Ya ha pasado algún tiempo desde aquella primera entrada sobre COMPAÑEROS. No hablo de la serie de señores que iban a clase con 35 años, sino de aquel pintoresco bestiario que creí oportuno elaborar y que con el paso del tiempo vosotros, amigos, habeis tenido a bien ayudarme a extenderlo con ciertos especímenes que se me escaparon.

Esta lista ha ido aumentando hasta tal punto que ahora he decidido mezclarla con otros de mi personal descubrimiento (estaban por ahí escondidos, haciendo fotocopias)  para continuar la relación.

Espécimen 422. EL REBAÑA MARMOLES (Jalatis Ajenus)

Una vez más me atrevo a asegurar que todos tenemos o hemos tenido un compañero pasado de kilos (o de cannabis) que ha sido bendecido con una gula superior a la media que, al ser incapaz de aplacarla con lo que le cabe en su tapper, si es que trae, el Jalatis Ajenus se ve obligado a internarse en esa tierra de nadie que son las baldas de la nevera del trabajo.

La OMS recomienda como medida preventiva cepos de oso alrededor de la nevera, tappers «senuelo» con nuestras deposiciones del día anterior, etc…

EL CANSINO

Si el primero de la lista es un afamado devorador de alimentos, hay una subespecie que ambiciona algo menos palpable que tu sándwich pero igualmente importante: tu atención. Ese es sin duda el CANSINO . Veamos sus variantes:

Espécimen 4138 (Oratorium Exfinis)

El Oratorium Exfinis u Orador Sin Fin pertenece a la categoría de los cansinos desde siempre. Su modo de ataque consiste en ráfagas de palabras aparentemente inocuas pero que van mermando la paciencia de la víctima hasta hacerla estallar.

La Organización Mundial De la Salud recomienda evitar entablar amistad desde buen principio y resistir con monosílabos hasta que pase otra víctima potencial.

La federación entenderá como una práctica poco lícita señalarle víctimas al 4138 para salvar la vida propia. El infractor corre el riesgo de ser privado de la licencia federativa de pesca con caña

Especimen 4139 (Oratorium Tactilae)

El Oratorio Táctil tardó un poco más en ser encuadrado en los CANSINOS debido precisamente a la singularidad que le da su nombre. Ésta consiste en que no para de dar toquecitos con los dedos o el dorso de su mano mientras habla, por lo que en un primer momento fue catalogado en la línea de los ABUSONES.

Dicha técnica puede crear a largo plazo hematomas y posteriormente la muerte. La federación archivó un caso en 2009 en el que un 4139 ejecutó a diecinueve compañeros de trabajo, una limpiadora, dos vigilantes de seguridad y al negociador de la policía consecutivamente mientras contaba la sinopsis de una película que había visto, hasta que fue abatido por las autoridades.

Indicar que éstas tuvieron que recurrir a un francotirador en aras de la seguridad de los efectivos, que no se atrevían a acercarse.

Espécimen 4530: QUEMADO CRONICO (Amargatum Persé)

Los Quemados Cronicos suelen tardar un tiempo en manifestar sus características distintivas. Pero tarde o temprano, cierto compañero destacará entre los demás por manifestar, cada vez con más frecuencia, ciertos descontentos con los jefes, los compañeros, el convenio, el color del papel de la pared, etc.

Combinan esta faceta los Quemados con cierta tendencia a sospechar y acusar de esquiroles o esclavos del sistema a los que no le siguen la corriente añadiéndose a su protesta matutina.

Por muchos estudios que se efectúen, es imposible hallar un motivo concreto por la que pudiere aparecer esta dolencia y mucho más una cura.

Dada la extrema capacidad infecciosa del espécimen, la OMS recomienda evitar a estos individuos en la medida de lo posible y un poco más. Aunque ello signifique saltar por una ventana, esconderse detrás de un cuadro o hablar con una limpiadora.

LOS JEFES AUTOPROCLAMADOS (Mandonus Infelictus)

Todo trabajo en dónde haya más de un empleado supone un perfecto caldo de cultivo para el Infelictus, tambien llamado «Casco Blanco»  por el resto del personal.

El infelictus es célebre por atribuirse a sí mismo más «responsabilidades» de las que a su puesto se le supone. Y dado que quien tiene una responsabilidad, tiene una potestad, se otorgan -una vez más, ellos mismos- una autoridad más allá de su competencia, de la que se sirven para dar ordenes a sus semejantes y, dado el caso, recriminar los fallos de estos en voz alta y sancionadora.

Albert Quitter, vicepresidente de Comisiones Obreras (C. C. O. O.) Recomienda como medida cautelar ante un posible caso de Mandonus Infelictus, un cabezazo en la cara. «De ser el posible huésped de mayor estatura que el encargado o encargada de aplicar el correctivo, dicho huésped está obligado por los estatutos del trabajador a facilitar una silla o metodo similar para igualar la altura de ambos» indica Albert.

Espécimen 2899: RECAUDADOR NO OFICIAL (Mendigus Caradurae)

Todos tenemos un compañero despistado. Si entendemos por despistado el dejarse la cartera cuando hay que ir a comer, o no llevar suelto cuando va a la máquina de café.

Para esto último tiende a pasearse alrededor del aparato con un billete de 20 pidiendo cambio hasta que alguien, por pena o por perderlo de vista, le invita al brebaje. Es curioso como dicho billete desaparece a la hora del desayuno.

De la misma manera este sujeto es capaz de pedir el móvil a un compañero para «mirar una cosa» y alejarse hacia una esquina, no soltando el terminal hasta haber pulido todos los megas.

Máx Maximice, superviviente ocasional y presidente de la Federación del Puño Cerrado recomienda una táctica que,  si bien tardaremos en pulir, podremos poner en práctica desde el primer momento. «Ábrete la cabeza con la pata de una mesa que previamente hayas arrancado» apunta Máx.

Hasta aquí la segunda entrega de COMPAÑEROS. Si alguno de vosotros tiene en mente otros especímenes os ruego no dejes de comentárselo por cualquiera de los medios que tengáis al alcance.

@cansinoroyal

Estándar
amor, familia, hogar, ocio

¿CÓMO SE APROVECHA UN DOMINGO?

Domingo por la tarde. Llevas toda la semana sin librar, echando más horas que un reloj en tu trabajo para llevar los garbanzos a tu casa y sin pisar ésta mas que para dormir. Y no hasta las tantas que digamos.

Pero todo eso da igual, porque ha llegado el día. El momento tan merecido y deseado por tu persona de disfrutar de ese embriagador derecho que es el de tocarte el níspero lo que queda  del mejor día de la semana…

…na mierda pa ti.

Que por lo visto tu pareja quiere salir dice. ¡En domingo! Que por lo visto es el único día que libras y no es plan de malgastarlo (¡¿malgastarlo?!) en casa viendo la tele en lugar de aprovechar el domingo.

¿Cómo se aprovecha un domingo?

Digo más: ¿Qué majadería es esa de que los domingos hay que aprovecharlos? ¿Soy el único que opina que aprovechar un domingo y disfrutarlo son dos conceptos del todo incompatibles?

Un domingo no se disfruta aprovechándolo, se disfruta observando cómo se escapa entre las agujas del reloj como la brisa del alba se escapa entre las hojas llevándose consigo el rocío de la noche mientras preside el nacimiento de un nuevo día. O sea touching your balls.

Ya lo dice la biblia:

Quienes reproduzcan, plagien, o comuniquen públicamente la totalidad o parte de la película sin autorización expresa de su titular,  incurrirán en un delito tipificado en el artículo…

No espera así no era. ¿Cómo era? Ah, ya se.

Al séptimo día descansó.

Para una cosa interesante que dice la biblia y nos la pasamos por el arco del triunfo…

Pero tú eso no puedes decírselo a tu pareja. Que por lo visto está aburrida de la vida. No se qué les pasa a las parejas que enseguida se aburren de todo.

«-en serio nene,  siempre hacemos lo mismo. Contigo no hay manera de no caer en la rutina. No te veo ninguna iniciativa, no sugieres hacer cosas nuevas y todos los fines de semana hacemos lo mism…

-¡pero si estamos escalando la cara helada del Everest con dos sherpas como tu querías!

-¿ves? Ya me has arruinado la vuelta al mundo. ¿contento? Si es que ya sabía yo que… »

Me pregunto qué tiene de malo la rutina; qué problema puede haber con saber qué va a ser de ti mañana, pasado, o el próximo domingo.

Además. Un domingo no hay nada que debas hacer, ni un solo compromiso ineludible, que se encuentre más allá del umbral de tu puerta.  Las tiendas están cerradas, las carreteras están llenas de hijos de puta domingueros que a aparcar en un arcén, poner una mesa en la cuneta y sacar los Tupper de comida lo llaman ir al campo, «a la aventura», dicen.

La playa está tan llena que a no ser que tengas pensado echarte el coche al hombro cuando llegues al aparcamiento te esperan una media de 40 minutos de desesperación e impotencia. Y si con el coche hay poca suerte con la sombrilla habrá menos: podrás considerarte afortunado si no tienes que clavarla en el pecho de alguien para encontrarle un sitio.

En resumen, como en casa, en ningún sitio. Ese sofá de sky, esa alfombra barata, cosa normal, yo compro una alfombra de pelo original, hecha por la inestimable paciencia y maestría de unos monjes tibetanos que hacen los nudos con los pies a 3800 metros de altura y que vale un pastón para qué. ¿para que me la pises? Te reviento.

Tu casa debe ser tu castillo, tu remanso de paz, ese escondite al que los monstruos no pueden seguirte. Pero tu pareja no opina así. Eso es para el resto de los días de la semana. El domingo tu pareja ve la casa como una prisión en donde el día del señor coincide con el día en que a ella y (por lo visto) a ti, os dan el tercer grado y podéis escapar de sus fauces.

Lo mejor es que tu media naranja,  en lo mas profundo de su fuero interno es consciente de la incuestionable verdad que tú esgrimes contra sus estúpidos argumentos: ninguno de los dos tenéis ni pajolera idea de qué hacer. Mira el siguiente ejemplo y contesta con sinceridad si te ves o no identificad@ (me encantan las arrobas,  casi tanto como los bestiarios)

«-¡vamos a salir cari vamos a salir cari vamos a salir cari!

-vaaaale

-¡vístete cari vístete cari vístete cari!

-vooooy

-¡al coche cari al coche cari al coche cari!

-Vale, ya estamos en el coche. ¿A dónde vamos?

-…

-…

-¿A dónde te apetece ir cari?

-…

-¿cari?»

Pero tranquiiiiilos que no hay mal que cien años dure.

Independientemente de por dónde os llevéis arrastrando durante horas, el cerebro de tu pareja parece que pilla algo de WiFi y se baja la última actualización de sentido común. Es entonces cuando ella misma se percata de lo estupido y valadí de vuestras andanzas y decide volver a casa.

Así que aquí estamos. A las 10 y media de la noche de un domingo delante de la tele, recién duchaicos y escribiendo esta mierda mientras Iker Jiménez nos mira desde la tele con cara comprensiva mientras sus labios dicen sin hablar… «lo sé, y te comprendo».

Estándar
economia, familia, hogar, humor, ocio, Sin categoría

LA TELE

En 1924 cuatro de los mejores hombres del ejército…  John Logie Baird consiguió por primera vez en la historia reflejar en luces una imagen en movimiento,  así nació lo que ahora conocemos como televisión.  Me pregunto qué pensaría este hombre de lo que hemos hecho con su invención hasta ahora.

Hoy en día es el primer electrodoméstico que se enchufa tras una mudanza en todos los hogares y seguirá siéndolo durante mucho tiempo. La capacidad de atracción de estos artículos es simplemente inaudita.  Nunca jamás existió un aparato que lograse absorvernos; de la manera en la que lo ha hecho durante tantos años.

Incontables son también las ocasiones en las que el invento de Logie ha jugado un papel decisivo en la historia: Woodstock,  el discurso de Martín Luther King, la caída del muro de Berlín, la llegada del hombre a la luna…

Pues bien,  yo sigo flipando con que Antena3 sea capaz de colarte dos pausas en un sólo episodio de Los Simpson. (por cierto ya soy capaz de adivinar la temporada y primer año de emisión del capítulo por el tono de amarillo se las pieles de los personajes)

Atrás  quedan ya aquellos tiempos en los que Canal + (es más)  ofrecía una programación  totalmente libre de publicidad. Lamentablemente, esos tiempos pasaron incluso para los canales de pago, donde por cierto no paran de repetirte la misma programación una y otra vez,  que yo he llegado a ver Titanic 5 veces en una semana (en todas moría Di Caprio, y eso que para mi que cabía en la tabla con la culona).

La TDT apesta.  Más aún que la señal analógica. Han acabado con aquellos viejos matices en los que veías la 2: hoy con lluvia,  mañana con estática, pasado doble… ahora las cadenas o se ven bien o no se ven. Sosos coño…

Ahora, que si en los de pago  repiten la programación en la TDT no se quedan atrás. Si lo dudas coje tu mando a distancia (seguramente estará entre los pliegues del sofá, no desesperes)  y date una vuelta por TeleSalvame, Energy de la Jungla,  Dos Hombres y Neox y Factoría de La Que Se Avecina

De tantas horas viendo la tele tu cabeza desarrolla una serie de vórtices dimensionales en las que intentas dar explicación a una serie de fenómenos que hacen su aparición en la caja tonta, como son:

¿cuál fue la última película que viste en tele5?

¿por qué nunca ponen pelis del oeste por la noche?

¿cuántas almohadas tiene que tener una cama norteamericana?
¿y por qué esta gente nunca usa el ratón cuando están con el ordenador?

¿ni tampoco se quitan nunca los zapatos para poner los pies en el sofá?

¿que tipo de garganta tiene la gente en series y pelis que no necesitan agua para tomarse las pastillas,  si yo necesito vaso y medio de agua para un bocata?

¿por qué cada vez que un americano pone la tele las noticias hablan de él  o de algo relacionado con él? ¿y por qué nunca pilla la información a medias, como reportera estuviera esperando a que el tipo encienda la tele para empezar a hablar?

¿Punckie Brewster es una precuela de Lady Gaga?  Por cierto ¿Qué clase de nombre es Punckie  Brewster? No me extraña que sea huérfana yo tampoco podría mirar a la cara a mi hija sabiendo que soy el culpable de que tenga ese nombre.

¿por qué los Power Rangers hablaban si dejar de decir que si con la cabeza? Los Power Rangers que asienten tenían que haberse llamado ¿Es que para los trajes usaban dobles dependientes de un chino?

«-¡lucharemos contra las fuerzas del mal!

-¡auliculale si,  segudo pasillo iquielda pofavó! »

¿por qué en los dibujos japoneses los personajes  corren siempre con los codos a la misma altura que los hombros?

¿que coño les pasa a las armas del equipo A que no dan nunca a nadie?

¿Por qué en Walker Texas Ranger las peleas eran en cámara lenta? Bueno ésta me la sé, porque si la ponen a velocidad normal el capítulo dura más o menos lo que una pausa de Los Simpsons.

Esa es otra,  los anuncios.  A ver señores de Colón, Ariel y toda esa suerte de ungüentos milagrosos: los anuncios  de detergente no serán creíbles hasta que las madres no empiecen a PEGAR a los niños que se ensucian.

El Príncipe De Bell Air:  Will Smith pilló un taxi en Filadelfia (costa oeste) hasta Los Angeles (costa este). ¡Ese negro hombre viajó a través  de todo el país en taxi! Exijo saber cuánto costó esa carrera. No me extraña que el taxi oliera a cuadra.

«todo lo que me gusta en esta vida es inmoral,  un delito o un capítulo de Juego De Tronos»

La verdad es que aunque este tipo de preguntas que nos planteamos atormentan mi existencia no me quejo de la tele.  De hecho son mi ejemplo a seguir; no quisiera morirme si atravesar la cocina de un restaurante chino con un tiro en la pierna perseguido por agentes de una célula corrupta de FBI  por ejemplo. Ya sabes,  esas cosas que si no las vives,  no puedes decir que has vivido.

Bueno os dejo que voy a aprovechar la pausa de Antena 3 para hacer una pizza.  Voy a ir plantando los tomates. El que pone eso de «volvemos…  En 7 minutos»  debe de ser el mismo que calcula el tiempo que que le queda a Windows para terminar de pasar un archivo al pendrive.

Estándar
economia, hogar, humor, ocio, Trabajo

LAS ENTREVISTAS DE TRABAJO

Las Entrevistas De trabajo son un claro exponente de la dualidad del ser.  Del ser que las inventó.  Y es que la primera norma no escrita respecto a dichas conversaciones fatales contradice descaradamente a la escrita: ser sincero.

«Ser sincero es lo primero», dicen. «Mentir no te va ayudar a conseguir el trabajo», aseguran (bueno… excepto quizá el de actor). Pero la realidad es bien distinta. La pregunta más estúpida aunque no por ello exenta de ser decisiva quizás sea: «¿por que quiere usted trabajar con nosotros?».

Bien,  la respuesta más sincera es tan clara que no vale la pena comentarla. Pero imagínate que eres el responsable de contratación de un call center de una empresa telefónica y le planteas la dichosa preguntita  al aspirante (jo’puta que eres).
Ante esta injusta encrucijada tienes dos opciones.

A)  Decir la verdad:»pues oiga,  porque me dijeron que aquí te pagaban por trabajar».

B)  La correcta: «por que me gusta hablarrrr  y ayudarrrr  y estoy convencido de que puedo aporrrtarrr…» y toda la mierda que se te ocurra.

¿Blanco y en botella? mayonesa. ¿A quién  escogerías? Está  claro,  a la de las tetas más grandes.

Pero no sólo de la experiencia verbal se nutren las empresas.  De hecho si la primera impresión  es la que cuenta, la que llega antes que tú mucho más.  Por eso debemos prestar sumo cuidado a la hora de elaborar nuestro currículo (se dice así,  listillo,  que ya están  ambas formas aceptadas por la RAE,  no empieces así o en mi empresa no entras) sobre todo con las faltas de ortografía (ssshhhh…. Ni una palabra que te vas al paro ¿eh?).  Una cosa antes de continuar:

NUNCA,  JAMÁS,  BAJO NINGUNA CIRCUSTANCIA OS FIÉIS DEL CORRECTOR ORTOGRAFICO DEL WORD

Aclarado este punto, no sólo valdrá una escritura impecable para enamorar a nuestro aspirante a jefe.  También deberemos poner especial cuidado en el contenido del currículo (…)  dado que es más que posible que la entrevista no llegue ni siquiera a tener lugar sólo por culpa de una mala carta de presentación. Para ello hay que volver a mentir; todo lo tuyo es lo mejor que le ha pasado a esa empresa,  incluso tus defectos. Por ejemplo:

«-Me gusta esforzarme por crear un ambiente laboral positivo

-¿ha dibujado un pene erecto en el curriculum?

-ah  si,  también pinto»

Eso sí,  sin pasarse, no nos metamos en camisa de once baras por meternos en la boca más de lo que podemos masticar, no queremos situaciones como ésta :

«-perdone pero es que todo el mundo exagera un poco en el curriculum

-¿pero es usted Batman o no?»

Entendamos que tenemos la obligación moral y profesional de hacernos responsables de todo lo que escribamos en el currículo, incluidas las exageraciones

«-pero en su curriculum ponía que no le importaba trabajar los fines de semana…

-en mi curriculum pone muchas tonterías. »

En resumen, una entrevista de trabajo es algo así como el primer día de colegio; desde el primer día sabrán si vas a ser el último en ser elegido para el partido de fútbol del recreo o no.

¿No has ido al colegio? No te preocupes,  en el trabajo en el que vas a acabar seguramente no hacen entrevistas.  Igual hasta te escriben la hora a la que empiezas en el brazo.

Estándar
deporte, humor, ocio, salud

CORRER

¿Qué es exactamente lo que se le pasa a una persona por la cabeza el día que empieza a correr? ¿Qué cuerda vibra en el alma de un individuo y/o/u individua para que de repente diga «mañana madrugo y…(esta frase nunca termina bien)… me voy a correr?

Son preguntas a las que jamás hallaré respuesta, o al menos ninguna respuesta que no me lleve a más preguntas. Ni siquiera si nos vamos a la principal: ¿por qué corre la gente? No me refiero a por que corrían en Alemania en el 45. No, me refiero a por qué corre la gente en la actualidad.

Correr y 2014 son dos cosas que a mi juicio no caben en el mismo contexto. Es como el alquiler de películas: Mi madre fue a un videoclub y alquiló una película ayer mismo. Fue a un videoclub… Y pago por ver una película… En 2014…

Quizás habría que buscar en la raíz del asunto. Que es Paco, ese amigo tuyo que dice correr todas las mañanas y que desde que empezó es más feliz, esta más sano, la tiene más grande etc. Encima se toma la libertad de recomendarte una marca de calzado deportivo especial para estos menesteres, el Paco. Aún no se qué razón convincente hay para ir a unos grandes almacenes y adquirir unas playeras para running. ¡Running! ¡que no es una marca como Nike o Adidas aunque lo ponga en el 90% del calzado del Decathlon! ¡que por lo visto son para correr!

Y no acaban ahí las sorpresas, le pides al dependiente que te alcance unas Nike Pegassus Requete plus, que te ha recomendado tu colega el corredor y cuando el tío te trae la caja de cartón y la abres, tus ojos sufren un infarto al contemplar semejante combinación de colores chillones. Te preguntas si son para correr o para trabajar en las pistas del aeropuerto.

Tú que en todo te fijas no puedes reprimir la curiosidad y le planteas la duda a un grupo de corredores a los que has identificado rápidamente porque entre ellos utilizan un extraño dialecto con palabras como «pronador» y «supinador» ( y porque por lo visto desde que empiezas a correr sólo puedes usar ropa de correr, ya sea para ir a hacer la compra o a una boda. No se qué tiene esta gente contra los pantalones largos) sobre a qué viene semejante colorido, a lo que los tres a la vez te contestan como si hablarán con un niño de cinco años que son colores que se ven mejor para correr de noche por carretera.

¿¡Correr de noche!? ¡y por carretera nada menos! ¿Qué pasa, que no hay aceras por la noche? Esta gente esta loca. Le arrancas los zapatos luminosos al colega de las manos y te diriges corriendo a la caja y sin mirar a nadie, no sea que aún quede alguna barbaridad por aprender de este siniestro deporte, pero aun así no puedes evitar que una voz grite a tu espalda «¡bascula más el tobillo para que no se cargue! «.

Así que aquí estás, a las 7 de la mañana de un día que promete ser memorable haciendo estiramientos que, por muy ridículos que a ti te parezcan, no son ni la mitad de ridículos de lo que opina todo el que te ve. Después de haber dedicado unos respetables 15 segundos a calentar, comienzas el trote. Todo tu ser sabe perfectamente que tú, a día de hoy, no estas hecho para correr, y te lo recuerda con discretos espasmos pulmonares, que serían más discretos si no tuvieras la nariz semitaponada. Cosa que parece venir por las Nike Pegassus Requeteplus porque tú en tu vida has tenido la nariz así.

Una serie de ideas te empiezan a rondar por la cabeza. El aire esta demasiado caliente o frio, hay demasiada contaminación, es muy temprano y la humedad molesta a los pulmones… En resumen, cualquier cosa vale para excusar lo gandul que has sido hasta hoy.

Doce minutos más tarde te encuentras sentado en el suelo con la espalda apoyada en un árbol. Hace cinco minutos que has dejado de correr pero es ahora cuando empiezas a recobrar el sentido y dejar de temer por tu vida. Miras las Nike Pegassus Requeteplus que descansan cómodamente en la parte más alejada de tu cuerpo y te acuerdas de todos los familiares de tu amigo Paco a la vez que te preguntas si podrás encasquetarselas a alguien y recuperar el pastón que te han costado.

Sacas el móvil. Y después de cerrar la estúpida aplicación para correr que te costó un ojo de la cara, llamas a tu amigo el corredor.

-¿Sí?

-¿Paco, tu qué número calzas?

-uno distinto al tuyo

-¿y eso? ¿cómo lo sabes?

-porque ya lo investigué cuando pretendía venderte mis putas Nike Peggasus Requeteplus.

Estándar