cine, estilo de vida, hogar, humor, ocio

VENGANZA 3 (varias razones para mantenerse alejado de Liam Neeson)

Esta nueva entrada está  dedicada a los peluqueros a los que les pides que te enseñen cómo has quedado por detrás y te obsequian con una deliciosa performance de la coreografía de Fama, haciendo imposible que te veas en el espejito.

Acabo de ver Venganza 3, y la única conclusión clara que he sacado es que Liam Neeson es gafe de cojones.

En serio nena,  Liam Neeson NO TE CONVIENE.

Pero ni como marido, ni como padre, ni como amigo ni como nada. Es más yo me encuentro a Liam Neeson en una reunión de padres de alumnos y empadrono al chiquillo en Tenerife.

El hombre es como es: tiene una mirada limpia, gana peleas con la mano abierta y recuerda todas las matrículas. Un tío apañao vamos. No se mete con nadie, y queda fuera de toda duda que él no se busca los problemas que le saltan al paso. El hombre no tiene la culpa de tener mala suerte y traer la desgracia a todo el que se junta con él. Pero su mujer es pa matarla…

No voy a entrar en la verdad inapelable de que ya en su momento le dejaste y sería por algo. Vamos a dejarte un margen: la primera vez, bueno,  te secuestran a la chiquilla y te parten la tarde (que tampoco es que valga para campeona de trivial la niña, mira la que armó en Crepúsculo), pero el hombre se lo curra y bueno, al final  la encuentra llena de cardenales, se la trae para casa y créditos, bien Liam Neeson. Al final el tío hasta suma puntos a pesar de que, repito, le habías dejado por algo.

No contento con ello te vas con él de viaje y… «nena, que a mamá y a mi nos van a secuestrar»

No se le da muy bien el tacto teléfonico a Liam Neeson. En la primera película: «nena, te van a secuestrar, echa un vistazo al estucado de la pared del hotel y resúmemelo que ya con eso yo ya me muevo y te encuentro». Second movie: «nena… Qué te iba a decir queeee, que a tu madre y a mi se nos llevan». Tercera película: «¡Reina! Vas a flipar con lo que te voy a contar…»

En serio, a esa mujer no le gustaba vivir tranquila. Tenía al marido con más dinero que estiércol. Pero no, a ella quien la ponía bruta era el Bryan.

Bryan…

Haced memoria: ¿cuántos señores de cuarenta y tantos habéis visto en la tele o el cine con el nombre de Bryan? ¡Ninguno!

Todo el mundo sabe que Bryan es nombre de niño igual que Tim es nombre de niño enfermo.

No se sabe qué es lo que pasa cuando un Bryan crece. O muere o se cambia de nombre. Pero esta es la primera vez que hay que llamar a un Bryan de usted.

En fin el caso es que este señor tiene una serie de habilidades adquiridas en su vida profesional que… que nada Liam Neeson, que algo estas haciendo mal. Considera la posibilidad de que no caigas bien, Liam Neeson.

Y considera también cambiar de amigos. Que mucho compañero y mucho rollo con tus mismas capacidades adquiridas en su vida profesional pero no han movido un dedo en ninguna de las películas.

Anda que llego  a tener esas capacidades yo… iría por la calle caminando como si pisara cabezas de ministros. Doy yo esos repasos que da el Liam Neeson y a mi no me tose ni Tim.
Vaya manos que esgrime el Liam ¿eh? La unica persona que es capaz de realizar atracos a mano abierta. Capaz de coger a los malos de seis en seis. Qué tío El Bryan. Qué lastima que esté  destinado a ocasionar la muerte de toda su familia, amigos, vecinos, mascotas, seguidores de Facebook, Twitter e Instagram etc…

Estándar
economia, estilo de vida, hogar, humor, moda, ocio, Sin categoría

FALSOS AUGURIOS FUTURISTAS

¿Qué está siempre llegando, pero nunca llega?

El mañana, porque cuando llega,  es hoy.

Tranquilos, no estáis leyendo un capítulo del Cantajuegos. Esta adivinanza tan tonta tiene algo de valor para lo que os voy a contar, pues trata sobre algo que nos han vendido durante años, pero ahora que tenemos, no es lo que parecía: el futuro.

Según el cine está a la vuelta de la esquina, pero al igual que el mañana nunca parece llegar, ¿dónde están los coches que vuelan, chaquetas que se secan solas y otras maravillas de un soñado 2015 que Doc y Marty Mcfly nos prometieron?

Si la mayoría de las personas que conocemos fueran encuestadas a cerca de sus deseos para el futuro, sin duda se inclinarían por desear la paz mundial, la cura contra el cáncer, acabar con el hambre y otros deseos que hacen gala de las más nobles intenciones.

Un admirable sentido de la solidaridad y empatía, mezclado con el instinto de supervivencia que caracteriza a cualquier especie. Cuánto ha de crecer mi corazón para albergar la inabarcable solidaridad y honestidad que rodea a nuestros proyectos futuristas…

…Yo quiero un aeropatín.

En serio, me da igual todo lo demás. Yo quiero un sancheski volador. Y no soy el único; por ejemplo aquel anuncio donde una mujer muy guapa con pelo blanco aparecía sin saludar en una casa cualquiera alegando venir del futuro; ¿todo ello para qué? ¿para traer la cura contra el sida? ¿Para traer una fuente inagotable de energía no contaminante?

No, esa mujer con pelo blanco viene del futuro para traerte una lejía de efecto blanqueante, ¡una lejía! Esto hace que uno se pregunte qué valores tienen en el futuro.

«-a mi padre le han diagnosticado el sida…

-déjate de tonterías, ¡¿tú has visto cómo tengo esta camisa?!»

Otras personas no tan altruistas elegirían una ingeniería genética que sirviera para designar el sexo de su futuro bebé, el color de sus ojos…

Y digo yo: ¿por qué no una ingeniería genética que sirva para designar el juguete que quieres que te venga en el Kinder Sorpresa?

En fin, no hay manera de alcanzar el esquivo futuro. Y eso que lo intentamos, con nuestros super teléfonos o, mejor dicho, nuestros Smartphones.

Hoy en día todo es inteligente, smartphone, smartwatch, smartband… Todo menos el usuario, que después de haber desenbolsado 600 euros por un teléfono hace seis meses, es capaz de pagar hoy otros 600  por un terminal igual que el suyo en todo menos en la S al final del nombre del modelo. ¿Eso os parece normal? Esperad un momento que voy a por mis gafas de ver la gracia…

«¡¡Que bien, un móvil acuático!!  Cómo voy a disfrutar cuando llame a mis amigos desde el agua y les diga : Brrrfubb fpprrr prbb brb bhghrg»

Y es que nos encanta ostentar,  no quiero entrar aquí en algo tan típico como nuestra afición-enfermedad al consumismo innecesario. Pero a veces deberíamos pararnos a pensar en lo que compramos y si verdaderamente nos hace falta.

«-mi mujer ha pedido una tablet para su cumpleaños.

-¿Y cuál le vas a comprar?

-la vitrocerámica.»

Qué matraquilla con que no podemos vivir sin los móviles. Y lo mejor es que, no contentos con la matraca que dan por sí solos, sus papás son capaces de liar a artistas de talla mundial para que los promocionen, de esta manera, resulta que si te compras un Iphone 6, 6plus o 6JeanClaudeVanDamme, Involuntariamente, o sea por arte y parte de Apple, se te descarga gratuitamente el disco entero de U2 songs of innocence, un disco que, bueno, es gratis…

Bien, no digo que sea un mal disco, simplemente dejaré que el aluvión de llamadas a Apple por parte de la clientela preguntando cómo coño se borra y se convence a iTunes de que se meta el dichoso disquito por la retaguardia hable por sí sólo. 

Y ya que hablamos de móviles no podemos dejar de  hablar del regalo estrella de esta temporada: el palo para selfies. Muy feo has de ser para que no te haya caído uno estas navidades. A mi este artículo me parece el sumun del automarginamiento. Se acabó aquello de «Pss echanos una fotico, se mira por aquí y se aprieta aqui».

No quisiera irme sin daros un consejo:

No hagas caso de  esa vocecita de tu interior que te dice lo que hay que hacer; si tan lista es, ¿qué hace dentro de un feo como tú?

Propicios días y muerteasesinatos a tod@s.

Estándar
economia, familia, hogar, humor, ocio, Sin categoría

LA TELE

En 1924 cuatro de los mejores hombres del ejército…  John Logie Baird consiguió por primera vez en la historia reflejar en luces una imagen en movimiento,  así nació lo que ahora conocemos como televisión.  Me pregunto qué pensaría este hombre de lo que hemos hecho con su invención hasta ahora.

Hoy en día es el primer electrodoméstico que se enchufa tras una mudanza en todos los hogares y seguirá siéndolo durante mucho tiempo. La capacidad de atracción de estos artículos es simplemente inaudita.  Nunca jamás existió un aparato que lograse absorvernos; de la manera en la que lo ha hecho durante tantos años.

Incontables son también las ocasiones en las que el invento de Logie ha jugado un papel decisivo en la historia: Woodstock,  el discurso de Martín Luther King, la caída del muro de Berlín, la llegada del hombre a la luna…

Pues bien,  yo sigo flipando con que Antena3 sea capaz de colarte dos pausas en un sólo episodio de Los Simpson. (por cierto ya soy capaz de adivinar la temporada y primer año de emisión del capítulo por el tono de amarillo se las pieles de los personajes)

Atrás  quedan ya aquellos tiempos en los que Canal + (es más)  ofrecía una programación  totalmente libre de publicidad. Lamentablemente, esos tiempos pasaron incluso para los canales de pago, donde por cierto no paran de repetirte la misma programación una y otra vez,  que yo he llegado a ver Titanic 5 veces en una semana (en todas moría Di Caprio, y eso que para mi que cabía en la tabla con la culona).

La TDT apesta.  Más aún que la señal analógica. Han acabado con aquellos viejos matices en los que veías la 2: hoy con lluvia,  mañana con estática, pasado doble… ahora las cadenas o se ven bien o no se ven. Sosos coño…

Ahora, que si en los de pago  repiten la programación en la TDT no se quedan atrás. Si lo dudas coje tu mando a distancia (seguramente estará entre los pliegues del sofá, no desesperes)  y date una vuelta por TeleSalvame, Energy de la Jungla,  Dos Hombres y Neox y Factoría de La Que Se Avecina

De tantas horas viendo la tele tu cabeza desarrolla una serie de vórtices dimensionales en las que intentas dar explicación a una serie de fenómenos que hacen su aparición en la caja tonta, como son:

¿cuál fue la última película que viste en tele5?

¿por qué nunca ponen pelis del oeste por la noche?

¿cuántas almohadas tiene que tener una cama norteamericana?
¿y por qué esta gente nunca usa el ratón cuando están con el ordenador?

¿ni tampoco se quitan nunca los zapatos para poner los pies en el sofá?

¿que tipo de garganta tiene la gente en series y pelis que no necesitan agua para tomarse las pastillas,  si yo necesito vaso y medio de agua para un bocata?

¿por qué cada vez que un americano pone la tele las noticias hablan de él  o de algo relacionado con él? ¿y por qué nunca pilla la información a medias, como reportera estuviera esperando a que el tipo encienda la tele para empezar a hablar?

¿Punckie Brewster es una precuela de Lady Gaga?  Por cierto ¿Qué clase de nombre es Punckie  Brewster? No me extraña que sea huérfana yo tampoco podría mirar a la cara a mi hija sabiendo que soy el culpable de que tenga ese nombre.

¿por qué los Power Rangers hablaban si dejar de decir que si con la cabeza? Los Power Rangers que asienten tenían que haberse llamado ¿Es que para los trajes usaban dobles dependientes de un chino?

«-¡lucharemos contra las fuerzas del mal!

-¡auliculale si,  segudo pasillo iquielda pofavó! »

¿por qué en los dibujos japoneses los personajes  corren siempre con los codos a la misma altura que los hombros?

¿que coño les pasa a las armas del equipo A que no dan nunca a nadie?

¿Por qué en Walker Texas Ranger las peleas eran en cámara lenta? Bueno ésta me la sé, porque si la ponen a velocidad normal el capítulo dura más o menos lo que una pausa de Los Simpsons.

Esa es otra,  los anuncios.  A ver señores de Colón, Ariel y toda esa suerte de ungüentos milagrosos: los anuncios  de detergente no serán creíbles hasta que las madres no empiecen a PEGAR a los niños que se ensucian.

El Príncipe De Bell Air:  Will Smith pilló un taxi en Filadelfia (costa oeste) hasta Los Angeles (costa este). ¡Ese negro hombre viajó a través  de todo el país en taxi! Exijo saber cuánto costó esa carrera. No me extraña que el taxi oliera a cuadra.

«todo lo que me gusta en esta vida es inmoral,  un delito o un capítulo de Juego De Tronos»

La verdad es que aunque este tipo de preguntas que nos planteamos atormentan mi existencia no me quejo de la tele.  De hecho son mi ejemplo a seguir; no quisiera morirme si atravesar la cocina de un restaurante chino con un tiro en la pierna perseguido por agentes de una célula corrupta de FBI  por ejemplo. Ya sabes,  esas cosas que si no las vives,  no puedes decir que has vivido.

Bueno os dejo que voy a aprovechar la pausa de Antena 3 para hacer una pizza.  Voy a ir plantando los tomates. El que pone eso de «volvemos…  En 7 minutos»  debe de ser el mismo que calcula el tiempo que que le queda a Windows para terminar de pasar un archivo al pendrive.

Estándar